martes, 16 de agosto de 2016

VIDA SALUDABLE

Según el Dr. Guyton y Hall en su articulo mantenerse en forma prolonga la vida y sostienen que las personas que realizan actividades físicas o algún tipo de deporte tienen mucho más reservas a las que acudir  cuando cae enfermo, y esto es verdad porque las defensas aumentan protegiendo al organismo y facilita su pronta recuperación.
Es comprobado que las personas que realizan ejercicios físicos y mantienen un control de su peso corporal, obtienen un beneficio adicional de una vida más larga.
La intensidad y el tipo de ejercicio realizado aumentan la masa muscular, mejoran los reflejos, coordinación y flexibilidad, pero logran algo más, permiten un mayor control sobre el estrés, fatiga y tensión, beneficiando de esta manera a un órgano muy importante: el corazón.
Hacer más ejercicios de manera continua y dosificada permiten estar menos propenso a sufrir enfermedades y evita el deterioro orgánico.
No confundir esfuerzos controlados con los de carácter intenso y extremos, el cuerpo se puede regular de acuerdo a las exigencias del ejercicio ya sea en series, tiempo, distancia y repeticiones, pero si no esta adaptado un esfuerzo demasiado exigente puede enfermar al organismo y estresarse más de lo permitido.



No hay comentarios: