miércoles, 6 de septiembre de 2017

RELACIÓN FUERZA Y ENVEJECIMIENTO

Resumen del libro Fisiología y Metodología del Entrenamiento, por Véronique Billat (2002) Barcelona-España.
Anteriormente señale en un articulo La edad y ejercicio que con el transcurrir de los años la perdida de masa muscular era significativa y esta tenia más impacto en aquellas personas que no hacían actividad física frente a las que si entrenaban con frecuencia.
Voy a transcribir literalmente lo que se plantea en este libro muy interesante.
La fuerza, tanto estática (sin movimiento) como dinámica, parece mantenerse hasta la edad de los 45 años, pero el rendimiento de deteriora después en un 5% por decenio (cada diez años, Aoyagi y Sherphard, 1992) de manera paralela a la pérdida de tejido magro. Esta perdida de fuerza es de igual agnitud en brazos y piernas.
A los 70 años, los hombres y mujeres con una buena salud tienen una pérdida del 20% al 40% de fuerza máxima isométrica, respecto a los adultos jóvenes del mismo tamaño. La mayoría de estudios no son longitudinales, pero comparan poblaciones de las mismas franjas de edad (Doherty y Cols., 1993).
Esta pérdida es similar en hombres y mujeres y la relación de fuerza entre ambos (la fuerza isométrica de la mujer es igual al 70% de la del hombre) no se modifica con la edad (Aoyagi y Sherphard, 1992). Esta disminución de la fuerza máxima se confirma incluso cuando los músculos se activan con alectroestimulación, lo que sugiere que el sistema nervioso central no interviene. Esta disminución se debería a la disminución de la masa muscular y de sus elementos contractiles, lo que,  de entrada, induciría la disminución del número de motoneuronas en la médula espinal y la denervación de las fibras musculares. Algunos estudios, realizados en el hombre y en el animal sugieren que la hipotrofia muscular (disminución de la masa muscular, que es lo contrario a la hipertrofia muscular) se debe a la pérdida de unidades motoras, sobre todo, entre las más gruesas y las más rápidas, que son cada vez menos requeridas con la edad, debido a los problemas óseos y los hábitos sociales de las personas mayores, sin embargo, cabe suponer que ese proceso pueda modificarse en el siglo que viene, si consideramos que hoy en día una persona de 60 años ya no es vieja, mientras que hace un siglo 60 años era una edad respetable. El tiempo de contracción y de relajamiento es notoriamente más elevado en la persona mayor.
Reforzando este gran articulo considero que la modernidad y avance tecnológico son de gran ayuda y a la vez  preocupante para la salud pues sus efectos lo estamos ya experimentando; sedentarismo=obesidad, hipotrofia=perdida de masa muscular por falta de actividad física, estrés, etc.
La única forma de activar al sistema muscular es realizando actividad física de manera progresiva.


No hay comentarios: