lunes, 6 de febrero de 2017

¿QUÉ RUTINA DEBO DE REALIZAR?




La  composición corporal, el tejido óseo, el tejido muscular y el tejido graso sufren modificaciones importantes con la edad, el sedentarismo, estilo de vida, enfermedades, etc y la actividad física nodifica de manera significativamente esta tendencia que nos aqueja.
Cuando uno se plantea que tipo de actividad física realizar para mejorar la figura se encuentra con una infinidad de programas de entrenamiento que en la mayoría de los casos terminan confundiendo a uno.
Por ejemplo si quieres perder grasa corporal entonces lo más conveniente es que que hagas resistencia aeróbica de carácter aeróbico (60-70% de la MFC) esto se puede medir por medio de nuestras pulsaciones.
Al trabajo aeróbico (cardiovascular) se le atribuyen grandes beneficios (casi exclusivos) y hay que reconocer que su práctica regular y sistemática tienen una relación importante con la salud y composición corporal 
Las nuevas tendencias en el entrenamiento aeróbico como el sistema uniforme corto y largo, sistema variable corto y largo, sistema ascendente corto, etc, permiten un mejor ajuste de la intensidad (%) o ritmo de trabajo y de esta manera el empleo de las rutinas de entrenamiento cardiovascular se ven optimizadas.
Sí lo que deseas es añadir masa muscular  hay que considerar el elevar gradualmente la carga e intensidad y dosificarlas cargas, porque permite aumentar la fuerza y masa muscular, por ejemplo un aumento en la masa muscular nos permite importantes cambios metabólicos y ganancia de fuerza.
El entrenamiento de la fuerza también ofrece hoy en día una variedad de rutinas muy interesantes y sobre todo dinámicas que hacen posible obtener buenos resultados.
Por lo tanto el entrenamiento de la fuerza complementado con un buen programa de entrenamiento cardiovascular de carácter aeróbico es muy beneficioso para la salud y además posibilita el aumento del tono muscular lo cual supone el elemento más activo del organismo.
El trabajo cardiovascular amplía el músculo cardiaco, el trabajo con pesas lo fortalece.
Ahora si deseas mejores resultados el ejercicio con pesas más el trabajo cardiovascular, permite un mejor empleo de las grasas acumuladas como fuente de energía y por lo tanto facilita la pérdida de tejido graso que recubre nuestros músculos y órganos, a la vez que añadimos masa muscular. Para lograr tal fin hay que planificar también la dieta y el descanso.
Nuestros músculos son los principales activadores del metabolismo, porque consumen la grasa acumulada usándola como energía cuando reciben el estimulo adecuado: entrenamiento anaeróbico (pesas) y aeróbico en el entrenamiento. Ambas cuando se alternan adecuadamente constituyen la mejor herramienta para esculpir nuestro cuerpo. Elegir solo una de ellas pensado obtener un cuerpo de portada es una pérdida de tiempo.
Entonces para lograr un cuerpo esbelto y musculado hay que hay que planificar:
Entrenamiento muscular: aeróbico-anaeróbico-estiramientos.
Dieta y
Descanso 

No hay comentarios: