lunes, 23 de mayo de 2016

REALMENTE SOMOS LO QUE COMEMOS

La nutrición es un tema que genera pasión y puntos de vista distintos. Cada nutricionista tiene un enfoque particular sobre como recomendar o prescribir un programa de dieta, esto lo hace esencial porque abre nuevos estrategias y tendencias a una mejor salud y condición física y gustos.
El nutricionista debe revisar y actualizarse constantemente, tener un enfoque claro sobre lo que es útil y necesario en una persona le brinda más oportunidades de tener éxito y reconocimiento.
Si la grasa vegetal o trans es un problema que incrementa en exceso a un sobrepeso y pone en riesgo la salud cardio vascular, no es nada recomendable suprimirle la grasa en la dieta, al contrario hay que motivar al paciente o deportista a que consuma grasa esencial y estas deben de proceder de diversas fuentes: carne de pescado de color rojo u oscuro, nueces, pecanas, aceite de coco, aceite de ajonjolí, aceite de linaza y aceite de oliva, una correcta variedad de nutrientes y su correcta combinación permite obtener en poco tiempo un cuerpo armonioso y equilibrado.
La propuesta desde mi modesta tribuna es la de informar sobre una correcta alimentación sin que se genere conflictos producto de una mala combinación. Quizás, nuestro temores y miedo se disiparían si aprovecháramos el potencial de los nutrientes y su impacto positivo en nuestro bienestar.
La dieta no es privilegio de determinada tendencia; vegetariano, octo vegetariano, etc, lo real es que si combinas bien los alimentos se pueden evitar muchos trastornos  que amenazan a nuestra salud. 
Si todos los seres humanos se nutrieran mejor, quizás habría menos clínicas, hospitales, institutos oncológicos, farmacias y médicos?