miércoles, 27 de abril de 2016

Entrena así

El  ejercicio físico requiere de cierta motivaciòn o ganas segùn el argot criollo. Esto es muy importante por los varios beneficios u objetivo que se puede conseguir.
Cualquier problema emocional debe quedar de lado al momento de entrenar. Esto es debido a que cualquier ejercicio es netamente una asociaciòn neuromuscular (nervio mùsculo), y si se arrastra algùn tipo de tensiòn (laboral, familiar, etc.) durante el entrenamiento los resultados pueden ser distintos a lo esperado (màs tensiòn, irritabilidad, etc.). Cuando la tensiòn es muy grande y no se pueda controlar lo recomendable sería que te sometas a algùn tipo de terapia (yoga, nataciòn, tai chi, etc). En estos casos el entrenamiento con pesas no ayuda mucho.
La motivaciòn debe partir de uno mismo, ponerse una meta, ayuda mucho, por ejemplo; parecerse a alguien o impresionar a alguna chica o recuperarse pronto de una lesiòn influye de manera positiva en el estado emocional de uno.
Todos tenemos problemas es cierto, pero hay que superarlos de manera positiva y proyectarse en la medida de nuestras posibilidades. 
Al despertarse, lo primero que debe uno de efectuar son inspiraciones profundas al aire libre y despuès de un rato tomar 1 vaso de agua, y si vas a entrenar para elevar la energìa lo que debes de agregar a tu rutina es comer un plàtano mediano y masticarlo lentamente.
Todo es posible si planificas tu quehacer diario pero no hay que irse a un extremo (si no entreno a esta hora, si no tome el suplemento a la hora señalada, si no dormí tantas horas, si llegue tarde, no lograré el objetivo, etc.).
Entrena en orden y a un mismo horario, los músculos grandes son los primeros a entrenar.
Ponle ganas y divièrtete cuando entrenes.

No hay comentarios: