viernes, 27 de enero de 2017

¿Qué sabes acerca de tu cuerpo?

Todos los seres humanos tenemos distintas características y respuestas ante un estímulo dado, nuestra estructura corporal la impone la constitución genética y el equilibrio hormonal y todas las actividades que realizamos; ejercicios, labores de oficina demandan un gasto energètico y segùn sea la intensidad y nuestro biotipo esta responderá con mayor o menor intensidad.
Desde siempre los científicos nos han clasificado según nuestra forma y estructura. Para esto han tenido en cuenta tres aspectos, la estructura ósea, la complexión muscular y la acumulación grasa. Fue Sheldon en la década de los cuarenta, recopilando información desde la época de Hipócrates que  clasifico la forma de los seres humanos según tres parámetros o “Cuantificación de los tres componentes primarios (endomorfia, mesomorfia y ectomorfia) del cuerpo humano que configuran la morfología del individuo, expresado en tres cifras”. Sheldon; 1954.
Es importante señalar que todos tenemos algo de cada característica desarrolladas por Sheldon. Ningún atleta es 100% ectomorfo, 100% endomorfo o 100% mesomorfo. Los sistemas tipológicos usados hoy más frecuentemente son el de Kretschmer y  el del Sheldon, en cada uno de los cuales se distinguen tres tipos básicos: en el de Kretschmer, el pícnico, el atlético y el leptosómico, en el del Sheldon, el endomorfo, el mesomorfo y el ectomorfo.
Hoy abordaremos dos aspectos:
Endomorfos
Su característica principal es la tendencia natural a acumular grasa en el abdomen en los hombres y en las caderas y piernas en las mujeres. Por lo general tienen hombros y caderas anchos. Esto les da forma de gota de agua. (Christopher Norris 1998). Su apariencia refleja sus contornos redondeados. Sus miembros superiores e inferiores no son muy prolongados, son personas de metabolismo basal bajo, tranquilos de buen dormir, de buen comer pero sin complicaciones.
Son por general friolentos, húmedo y grasoso. Se debe consumir  con moderaciòn los dulces, lácteos y frituras por la facilidad a ganar peso. Los alimentos sugeridos son los amargos, por ejemplo; el café pasado, el cacao, el hercampuri.  Los alimentos pungentes también se recomiendan como por ejemplo; pimienta cayena,  aji, kion, canela.
Sus movimientos son lentos y sin prisa. Se dedican en lo general a deportes tales como el rugby, golfistas.
Mesomorfos
Se caracterizan principalmente por su complexión robusta, de media o baja talla, cortas y fuertes extremidades y robustos huesos. Suelen tener un gran tórax y más hombros que caderas. Otra característica importante es que sus músculos son bien desarrollados y marcados. Debe moderar su dieta y disminuir nutrientes como alimentos àcidos, salados y pungentes (canela, kiòn), son calurosos y con tendencia a ganar grasa si se descuida.
En muchos deportes un gran componente mesomorfico y algo de endomorfo es de una gran ayuda, mas si se sabe si viene sumado a una buena talla. Deportes como el levantamiento de pesas, o el fútbol americano y en el físico culturismo. En deportes de resistencia donde la fuerza también es importante. Un mesomorfo con algo de ectomorfo son también abundantes en deporte como el remo o la gimnasia masculina.
Ectomorfos
Delgados, largos y frágiles es la versión pura de un ectomorfo. Superan la talla media, de extremidades largas y con poca masa muscular. Un buen componente de ectomorfo se necesita para la mayoría de los deportes, sobre todo en el que el peso o la talla son importantes. En los grandes deportes cíclicos, ciclismo, natación, atletismo casi todos los deportistas de elite tienen un buen componente de ectomorfo y algo de mesomorfo. Se pueden encontrar ectos puros en personas extremadamente delgadas. Son friolentos secos, ágiles y dinàmicos. En su dieta no consumir en exceso frutos secos, puede consumir sin problema alimentos dulces (frutas, camote, arroz integral, fideos, etc.) àcidos y moderadamente lo salado de mesa pero si procede de algas lo puede consumir sin problema alguno. Los alimentos ácidos (cítricos) los equilibra.
Un dato importante es desterrar el mito de que las frutas engordan. Las frutas no engordan al contrario cuando se consumen maduras se aprovechan todos sus nutrientes y ayudan poderosamente al control del peso. Entonces solo es posible subir de peso si las frutas la preparamos de una manera inconveniente, por ejemplo si la comemos como postre o  acompañamos con alimentos que engordan como harinas, azúcares, grasas y lácteos. Sí consumimos el plátano frito en vez de cruda obviamente el riesgo de aumentar de peso se incrementa.
"La fruta consumida de postre engorda por las mezclas de los alimentos que se han tomado previamente y que son incompatibles con ella" (del libro frutoterapia, del autor Albert Ronald Morales).
¿Cual es el mejor momento para consumir frutas?
Los nutricionistas  recomiendan que las frutas deben consumirse una hora antes o después de los alimentos, en lo que todos coincidimos es que jamás debe consumirse junto a otros alimentos o como postre. Datos recientes apuntan a que si se consume alimentos dulces (camote por ejemplo) la fruta puede consumirse una hora antes y si son platos salados, se debe esperar de 2 a 3 horas para consumir la fruta.
¿Durante el día que clase de fruta debo comer?
Para el desayuno básicamente y comerlas sola: jugo de naranja, jugo de piña, uva, jugo de maracuya y no olvidar sin azúcar.
Para el almuerzo: palta, almendras, pecanas, nueces, aceite de ajonjoli, por la sencilla razón de que aportan proteínas y son ricos en ácidos grasos esenciales.
Para la noche o cena: lo mejor es consumir sola o combinada la papaya, manzana, pera, etc.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

No hay comentarios: